miércoles, 18 de abril de 2018

Nikita visita Inglaterra (18 de abril de 1956)


“No te gusta el comunismo. No nos gusta el capitalismo. Solo hay una salida: la coexistencia pacífica”
-Nikita Kruschev –
Por Gabriel Macías Nito
Nació el 17 de abril de 1894, en Kalinovka, tras servir en el ejército zarista en la I Guerra Mundial y de participar en la Revolución Rusa, se unió a los bolcheviques y entró en el Ejército Rojo en 1918 participando en la Revolución. Ya involucrado en la carrera política, avanzó rápidamente en el partido, convirtiéndose en miembro del Comité Central en 1934.

En 1938 fue destinado a Ucrania como primer secretario del PCUS en Ucrania y fue miembro provisional del Politburó del PCUS; se convirtió en miembro pleno en 1939 y también fue destinado al Presidium del Soviet Supremo. Desde estos cargos participó en las purgas estalinistas.

Nikita Serguéievich Kruschev, político soviético, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) desde 1953 hasta 1964, y jefe de gobierno de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (1958-1964).
Al día siguiente de su cumpleaños, el 18 de abril de 1956, Nikita Khrushchev comenzó su visita oficial a Gran Bretaña. Los discursos de Nikita, abrían la posibilidad de la paz entre las naciones con sistemas comunistas y capitalistas.

Aquella visita de conoció como “El descongelamiento de Khrushchev”, era el período posterior a los terribles años de  Stalin en 1953. Khrushchev, dio a conocer lo que sería la el programa de derrumbar el mito de Stalin a quien denunció y criticó duramente. El mundo occidental quedó verdaderamente sorprendido con lo que escuchaba del nuevo líder soviético.

La visita de Khrushchev a Gran Bretaña fue el punto de partida de una de muchas que realizó al extranjero para mejorar las relaciones soviéticas con el resto de Europa, América y Asia. Reabrió las relaciones diplomáticas con Yugoslavia, cuyo líder había roto con Stalin, y reconoció la neutralidad permanente de Austria.

Sin embargo, la postura de “descongelamiento” no duró mucho. Las reformas y políticas de Jrushchov a veces estuvieron marcadas por el conflicto con Occidente; la tensión se profundizó con la construcción del Muro de Berlín alrededor de Berlín Occidental en 1961 y llegó a un punto crítico con la Crisis de los Misiles Cubanos al año siguiente.

Este tenso incidente, que vio a las dos superpotencias aparentemente al borde de la guerra nuclear, eventualmente llevó a la caída de Khrushchev y fue despedido como el líder soviético en 1964 cuando Leonid Brezhnev llegó al poder.



martes, 17 de abril de 2018

Tesoros de Troya en Moscú (17 de abril de 1996)


“Los hombres nos cazarán, los dioses nos maldecirán, pero yo te amaré.”
- Paris -
Por Gabriel Macías Nito
La leyenda Troya, fue una de las ciudades más famosas debido a su heroica defensa y el rapto de la bella Helena. El legendario fundador de la ciudad fue Ilus, hijo de Tros, de quien se deriva el nombre de Troya. El hijo y sucesor de Ilus fue Laomedón, que fue asesinado por el héroe Hércules, cuando éste capturó la ciudad. Durante el reinado del hijo de Laomedón, Príamo, tuvo lugar la conocida guerra de Troya, que provocó la captura y destrucción de la ciudad.

Troya que aparece en los poemas épicos de Homero, y se consideró durante largo tiempo que era sólo legendaria, pero en 1870 el arqueólogo alemán Heinrich Schliemann inició las excavaciones que desenterraron la ciudad y una deslumbrante cantidad de accesorios formados de diademas de oro y plata, pulseras, aretes, colgantes, anillos, platos, copas, botones, tazas y frascos de perfume fueron encontrados formando la famosa colección “Tesoros de Troya”.

El 17 de abril de 1996, esta, una de las más sensacionales colecciones de arte fue exhibida en el Museo de Bellas Artes Pushkin en Moscú. Un total de 259 artículos, la muestra cautivó al público con su meticuloso trabajo artesanal y la sofisticada habilidad de un mundo heleno haciendo de esta muestra una de las más concurridas en la Rusia contemporánea.

Durante los años de la Guerra Fría, el gobierno de la Unión Soviética negó cualquier posesión o conocimiento sobre los “Tesoro de Troya. Sin embargo, en 1993, el Museo Pushkin de Moscú aceptó que tenía bajo su resguardo dicha colección.

Aunque se organizó en un tratado con Alemania en junio de 2004, fue bloqueada por la administración del Museo Pushkin. Irina Antonova, la directora del Museo Pushkin desde 1961, dijo: "En mi opinión, tenemos todo el derecho a poseer los objetos. Rusia ha sufrido pérdidas más significativas durante la guerra. Además, no solo adquirimos las exhibiciones de trofeos, sino que también las rescatamos, preservamos y restauramos".

Desde que se descubrió el tesoro, nunca ha dejado de ser la manzana de la discordia de muchos países. Varios expertos alemanes expresaron su descontento por la apertura de la exposición en Rusia, ya que violó los acuerdos alemanes y rusos previos sobre la colaboración de sus esfuerzos en este evento y se negó a agregar la parte alemana de la colección, que era significativamente más rica. Turquía también hace una reclamación, ya que Schliemann originalmente tomó el tesoro de su tierra sin permisos de exportación legales. Para hacer el asunto aún más complejo, Grecia también reclama, ya que era, después de todo, el tesoro griego antiguo.

Lo interesante de dicha exposición, a la par de la extraordinaria y evidente riqueza, es que miles de años después de aquella legendaria batalla, Troya sigue provocando la envidia del mundo. Cuando finalizaba el siglo XX, el que Rusia presentara al público esta colección evidenciaba que, la batalla, hasta este momento fue ganada por los rusos.


lunes, 16 de abril de 2018

Inicia Operación Berlín (16 de abril de 1945)


“En esta guerra los ingleses ponen el tiempo, los americanos el dinero y nosotros la sangre”
- Joseph Stalin -
Por Gabriel Macías Nito
La última y débil esperanza de Hitler, tras meses de asedio en los dos frentes, fue alentada brevemente por el fallecimiento del presidente estadounidense Roosevelt. Creyó que esto provocaría un conflicto entre las potencias occidentales y la URSS, las debilitaría y los alemanes podrían recuperarse. Sin embargo fue todo lo contrario.

El definitivo avance soviético hacia Berlín comenzó el 16 de abril. En lo que se conoce como “Operación Berlín”. El Ejército Rojo había entrado a territorio alemán cuatro días antes y avanzó a gran velocidad hacia la capital del Tercer Reich, se detuvo  temporalmente a sesenta kilómetros de Berlín.

Estos últimos días de la guerra están narrados en la serie épica “Liberación”. Cinco películas realizadas conjuntamente por varios países entre 1968 y 1972. El guion es de Yuri Bondarev y Oscar Kurganov y la dirección de Yuri Ozerov.  La quinta película se titula “La última tormenta”. Es el final de la epopeya, habla de los últimos días de la guerra. Tuvo una audiencia inusitada, ya que se mostró en la Televisión Central de la URSS.

Cuando aquel 16 de abril de 1945 comenzó ofensiva, dos frentes soviéticos atacaron Berlín. Por su parte, un ejército norteamericano tomó Nuremberg el 20 de abril. Cuatro días después los soviéticos cerraron el cerco sobre Berlín.

La operación ofensiva estratégica de Berlín fue una de las últimas operaciones estratégicas de las tropas soviéticas en el frente oriental, determinante la toma definitiva de la ciudad y el final de la Segunda Guerra Mundial. Con la ocupación de Berlín se logró la rendición incondicional de Alemania.

La operación duró 23 días, del 16 de abril al 8 de mayo de 1945, es, junto con la Batalla de Stalingrado, una de las batallas más grandes de la historia de la humanidad. Participaron cerca de tres millones y medio de soldados y se emplearon más de 50.000 armas de fuego y 10.000 tanques.

Mientras todo esto ocurría, Hitler decidió esperar el desenlace final en Berlín, dentro de su bunker, desde donde creía aún podía manipular a los escasos combatientes alemanes que quedaban. La mayor parte de sus colaboradores políticos y militares abandonaron la capital para dirigirse hacia el norte y sur de Alemania, seguramente para no estar al alcance de los soviéticos.

Hitler se suicidó en su búnker de Berlín el 30 de abril. Su último acto oficial importante fue nombrar al almirante Karl Dönitz como sucesor suyo en la jefatura del Estado.

domingo, 15 de abril de 2018

Alla Pugacheva (abril 15 1949)


“Robot, veo tus ojos como en hielo
Me da miedo mostrarme de una manera impredecible.
¿Es posible que en dos mil uno, en el primer año del siglo XXI
serán reemplazados los corazones por transistores?”
- Alla Pugacheva -
Por Gabriel Macías Nito
Cada  frase pronunciada por Pugacheva cuando aparece en público se vuelve tan popular como sus canciones. Siempre es seguida por hordas de periodistas, y cualquier reportero insultado por ella se siente como un cortesano abofeteado por una reina. Todo es parte de la imagen de la zarina del pop ruso, la única estrella soviética que sobrevivió el paso de la URSS a Rusia como una brillante estrella.

Sus canciones fueron criticadas por su vulgaridad, sentimentalismo y erotismo. Esa autenticidad fue lo que le dio la popularidad. Colaboró con los mejores compositores y cantantes de la Unión Soviética, y también interpretó poesía de la poetas prohibidos, todo le está permitido.

La primera canción de Alla Pugacheva, “The Robot”, llegó a los oídos de los soviéticos por medio de las ondas de la radio estatal en 1965 y se convirtió en un éxito rotundo instantáneo. Aquel año, cuando aún estaba en secundaria, dejó la escuela. Sus padres le habían procurado la mejor educación musical posible, Alla estaba lista para convertirse en una gran estrella.

El 15 de abril, la artista más influyente de la Unión Soviética y de Rusia celebra su cumpleaños, Nació en Moscú, URSS. Una mujer que ha cantado toda su vida, dominó la escena de la música pop desde mediados de los 70, ganó ininterrumpidamente el título de mejor cantante hasta 1990. Sobrevivió la complicada transición de su país. Cada año, el país felicita a la Diva.

Pugachova es parte de la historia soviética y de Rusia. La única persona que da continuidad e identidad tanto a quien aún se siente soviético o ruso. Hoy es un icónico ruso, es la cantante soviética más exitosa, en ventas y popularidad.

Tras la caída de la URSS su popularidad no decayó, obtuvo el sobrenombre de “diva emblema” de la Federación Rusa. Alla es la bisagra que une la historia en Rusia.


En 2009 obtuvo la Orden del Mérito por la Patria de III clase, una de las más altas condecoraciones a civiles en su país. Presenta ventas mundiales superiores a 250 millones de discos, ha trabajado en cine y teatro y actualmente sigue en activo y sigue siendo la persona más influyente en la vida cultural y social.

sábado, 14 de abril de 2018

Un campeón de la vida (14 de abril de 1942)



“La primera vez que salté, me llené de una alegría inexpresable”
- Valery Brumel -
Por Gabriel Macías Nito
A los 12 años era un muchacho delgado, de piernas largas y sin valor. Ridiculizado por sus compañeros de clase, con los que incluso llegó a los golpes, en realidad él solo recibía los golpes. 


Un día, cuando llegó a su casa, se desvaneció deliberadamente frente a la puerta, tratando incluso de créelo para sí que aquel golpe le había roto la cara.

Sumido en el dolor adolescente, Valery encontró, la autoestima, la dignidad, la rabia, el odio, e incluso la vanidad. Fue esto lo que le dio la fuerza para comenzar a demostrar que era todo lo contrario a lo que sus compañeros, e incluso su familia pensaba de él.

Comenzó entonces a entrenar, fue a través de la gimnasia, donde se hizo físicamente fuerte, y por la que Valery llegó a la sección de atletismo, sus entrenadores tardaron en comprender el diamante sin pulir que estaba en sus manos. Finalmente, le reconocieron sus dotes atléticas y en 1959 ingresó en el Instituto de Jarkov de Educación Física. 

Tenía 17 años y para creer en sí mismo, antes de ir al Instituto, Valery golpeó a aquel chico de su escuela. Después de aquel evento, entendió que la venganza era banal y que no sería esa la razón para buscar la victoria.
Se trasladó al prestigiado Instituto de Educación física en Lviv, y encontró en el salto de altura su mejor habilidad, poco a poco fue añadiendo una docena de centímetros a su registro personal ante la atenta mirada de sus entrenadores. Muy pronto recibió una llamada a Moscú: le convocaban al campeonato invernal de la URSS donde realizó una destacada competencia.

Apenas comenzaba 1960, y el entrenador del equipo nacional de salto de altura de la URSS, incluyó a Valery Brumel como miembro del equipo nacional para los Juegos Olímpicos de 1960 en Roma, obtuvo la medalla de plata. Continuó compitiendo, estableció su primer récord mundial en enero de 1961.

En 1963 obtiene el título como mejor deportista del año en el mundo y en agosto de 1964, en la justa olímpica de Tokio subió a lo más alto del podio, obtuvo la medalla de oro marcando un record de altura, 2.18 metros. No es exagerado decir que, tras la victoria en tierras japonesas, solo Yuri Gagarin le hacía sombra en popularidad. Continuó dominando las pruebas de salto de altura hasta 1965, donde no perdió ninguna competición.

El 3 de octubre de 1965 la exitosa carrera deportiva de Valery truncó trágicamente al sufrir un brutal accidente de motocicleta que le produjo graves lesiones, destrozándole prácticamente una pierna la cual estuvieron a punto de amputarle. Tras el accidente tuvo que someterse a numerosas operaciones quirúrgicas, su vida estuvo en peligro y finalmente se recuperó, aunque nunca volvió a su nivel competitivo anterior. Pese a ello, siguió intentando volver a la cima, en 1970 saltó 2,06 m.

La historia de superación de aquel deportista soviético, le elevó a la categoría de mito del deporte, se convirtió en leyenda e ídolo de millones alrededor del mundo. Escribió numerosos libros sobre superación. El tres veces reconocido como el mejor atleta del planeta. “El niño de Ucrania” como le llamaban logró no solo establecer récords mundiales en seis ocasiones, ganar los Juegos Olímpicos, pero su victoria más importante fue superar todos los obstáculos que la vida puso ante él. Su espíritu de superación hace que Valery Brumel sea recordado como uno de los mejores ejemplos para el deporte y de amor a la vida.

Valeri Nikoláievich Brúmel nació el 14 de abril de 1942. Falleció el 26 de enero de 2003, a los 60 años de edad, víctima de una grave enfermedad, la cual vivió y soporto con dignidad. Está enterrado en el cementerio Novodévichi, el más famoso de la capital rusa, reservado a las más destacadas personalidades.


viernes, 13 de abril de 2018

El ajedrecista político (13 de abril de 1963)


“Lo que nos suceda en el futuro no depende sólo del pasado, sino de hasta qué punto lo comprendamos”
-Garry Kasparov-
Por Gabriel Macías Nito
En 1975, cuando Kasparov tenía solo doce años, participó en la exhibición simultánea de ajedrez organizada por el Palacio de los Pioneros. Garry jugó con el entonces Campeón Mundial de Ajedrez Anatoly Karpov y logró sacar un empate, pero a la última bocanada se equivocó y perdió. Dentro del mismo torneo, Kasparov jugó con Victor Korchnoy y prácticamente forzó al gran maestro a empatar el marcador.

Garry Kimovich Kasparov, es un gran maestro de ajedrez ruso, ex campeón mundial, escritor y activista político. Es considerado por muchos como el mejor jugador de ajedrez de todos los tiempos. Nació en Bakú, en Azerbaiyán, el 13 de abril de 1963.

Pasaron los años y en 1984 jugó por el título mundial contra el vigente campeón, Anatoli Kárpov. Su primer encuentro fue interrumpido por Florencio Campomanes, presidente de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), después de haber jugado durante seis meses sin decidirse el resultado, pero con Kaspárov en posición de ventaja. El enfrentamiento se repitió en 1985, con victoria final de Kaspárov, que pasó a ser campeón mundial.

En 1997, en lo que se consideró la lucha entre “el hombre y la máquina” Kaspárov resultó vencido por la computadora Deep Blue. Retuvo su título mundial hasta 2000, año en que lo perdió ante su compatriota Vladímir Kramnik. En 2005, después de haber obtenido en España su noveno triunfo en el prestigioso Torneo de Linares, anunció su retirada, comunicando que, a partir de ese momento, se dedicaría a la política, realizando oposición al gobierno ruso de Vladímir Putin.

En septiembre de 2007 contendió a las elecciones y fue vencido, meses después, Kasparov y otros manifestantes fueron detenidos por la policía en una concentración del partido “Otra Rusia” en Moscú. A partir de entonces, el ex ajedrecista comenzó a jugar en la oposición creando el movimiento político de oposición Solidaridad.

Fue arrestado en 2012 mientras realizaba una protesta. Su arresto causó consternación en varias organizaciones de derechos humanos y algunos países en occidente. Kaspárov fue liberado horas después. Desde junio de 2013 Garry Kasparov salió de Rusia y no ha vuelto. En 2014 obtuvo la nacionalidad croata.


jueves, 12 de abril de 2018

Día de la cosmonáutica (12 de abril de 1961)


“«¿VIENES DEL ESPACIO EXTERIOR?», preguntó la anciana. «Ciertamente, sí. Pero no se alarme, soy soviético»"”
 - Yuri Gagarin-
Por Gabriel Macías Nito 
La nave espacial “Vostok-1” consistía en una pequeña cápsula esférica colocada encima de un módulo de instrumentos. El cohete de propulsión alcanzaba los 35 metros de altura, era un sistema del motor de tres etapas. Amarrado a un asiento eyectable iba Yuri Gagarin. La nave fue operada automáticamente, debido a la incertidumbre de cómo reaccionaría el cuerpo humano, tanto física como mentalmente ante unas condiciones completamente desconocidas.

La nave y Gagarin realizaron una sola órbita alrededor de la Tierra a una altitud de 300 metros, en 1 hora y 48 minutos. La Unión Soviética lo había logrado, demostraba que un ser humano podría sobrevivir en el espacio e incluso realizar tareas útiles.

Fue el 12 de abril de 1961, día en el que Yuri Gagarin se convirtió en el primer ser humano en volar al espacio. Para recordar y conmemorar aquel día, al año siguiente, el Presidium del Soviet Supremo decretó la celebración del Día de la Cosmonáutica, y evidentemente se eligió el día que el hombre salió al espacio.

Originalmente, no se planeó una pomposa recepción para el para el regreso de Gagarin a Moscú. El cosmonauta había aterrizado en la ciudad de Engels, muy alejado de la capital, en una zona que no se había planeado, de ahí fue transportado a Samara y, aunque se habían tomado todas las medidas para hacer la llegada lo más discreta posible, cuando el avión aterrizó, había cientos de personas esperando a su héroe, junto con el autoridades.

Al conocer aquellos detalles, el líder Nikita Jruschov decidió a hacer de aquel evento algo  espectacular y se convirtió en la gran fiesta de la cosmonáutica soviética. Se organizó una  multitudinaria recepción, la gente vitoreaba a Yuri. Iba de pie en un convertible abierto y saludaba a sus compatriotas que, exaltados gritaban su nombre, YURI-YURI. Khrushchev le otorgó el título de Héroe de la Unión Soviética. Aquel año, casi todos los bebés recién nacidos en la Unión Soviética se llamaron Yuri.   

Al año siguiente, el Presidium del Soviet Supremo de la URSS decretó el 12 de abril como día de fiesta. La conmemoración fue sugerida por el segundo cosmonauta soviético Gherman Titov, quien hizo ver al Comité Central lo importante que era dejar marcado para la historia aquel día.

Tan significativa fue para el mundo aquella hazaña, que es el mismo día en el que se celebra el Día Mundial de la Aviación y la Cosmonáutica. La decisión se tomó en la 61ª Conferencia General de la Federación Aeronáutica Internacional, celebrada en noviembre de 1968.

Exactamente veinte años después del primer vuelo espacial tripulado, el 12 de abril de 1981, se lanzó el primer vuelo tripulado bajo el programa estadounidense Space Shuttle. En 2011, en la reunión plenaria especial de la Asamblea General de la ONU, se proclamó oficialmente el 12 de abril el Día Internacional del Vuelo Espacial del Hombre.