domingo, 21 de agosto de 2016

AUGURIOS OLIMPICOS (33/33)

La Clausura también en un Augurio (33/33)

En las gradas se vuelve más tranquilo,
Se derrite mejor tiempo de los milagros,
Adiós, nuestra dulce Misha,
Vuelve a tu bosque de cuento de hadas.

Durante la ceremonia de clausura de los Juegos de Moscú 80, un globo gigante de la mascota Misha apareció flotando en el estadio, sostenía un racimo de globos. La Unión Soviética, la poderosa nación, se despedía del mundo de una forma verdaderamente sentimental. A la entrada de su mascota le acompañaban las notas de la canción “Do Svidaniya, Moskava” (Adiós Moscú, en ruso), interpretada por Lev Leshchenko y Tatiana Antsiferovay, y en el gran mosaico central, se veía el rostro del tierno oso que derramaba un par de lágrimas de su ojo izquierdo. Misha con sus globos fue liberado, mientras seguía escuchándose esta nostálgica melodía, en el estadio no alcanzaban los pañuelos faciales (porque en la URSS no había Kleenex) para secarse las lágrimas. El gran globo del oso se elevó en el casi nocturno cielo de Moscú hasta que se perdió de la mirada de los asistentes y en la señal que se trasmitía por televisión. Fue un momento nostálgico, emotivo y entrañable en la ceremonia de clausura de Moscú 80, y logró que, aun con lo turbulentos que habían resultado estos juegos por el boicot del bloque occidental comandado por Estados Unidos, fueran y sean recordados con cariño.


Aunque parezca contradictorio la Ceremonia de clausura es el final y el principio, pues recordemos que la olimpiada es un ciclo (del latín cyclus), es ese periodo temporal que tiene una duración de 4 años, una olimpiada, y, una vez finalizada, vuelve a empezar. La Ceremonia de Clausura es el Augurio de la que está por comenzar. A partir de los Juegos de los Angeles en 1984, es en esta ceremonia que se le entrega la Bandera Olímpica de Amberes a la ciudad que recibirá la máxima justa deportiva y marca un punto de partida.

Durante los juegos Olímpicos, en la antigua Grecia, en el último día del evento, atletas, entrenadores y sacerdotes; participaban en una procesión que abría un día lleno de banquetes y sacrificios de animales, el toro era principal animal sacrificado. El motivo de esta ceremonia era para dar gracias a los dioses por sus éxitos, a Zeus, en particular. Su altar fue construido sobre las cenizas de los animales que anteriormente se habían sido sacrificados allí.

La tradición de un banquete para dar por concluidos los Juegos regresó en la era moderna, la mañana del domingo 12 de abril de 1896, el Rey Jorge de Grecia organizó un banquete para funcionarios y atletas. El acto oficial de clausura se llevó a cabo el miércoles siguiente, en el estadio olímpico, después de haber sido pospuesto desde el martes por el mal tiempo y la lluvia. Asistió la familia real a la ceremonia. Primero se ejecutó el himno nacional de Grecia. Siguió la entrega premios que el rey otorgó a los ganadores; a diferencia de la actualidad, los ganadores del primer lugar recibieron medalla de plata, una rama de olivo y un diploma, el segundo lugar recibió medallas de cobre, una rama de laurel y un diploma y el tercer lugar no recibió premio. A continuación, los medallistas dieron una vuelta de honor alrededor del estadio, y así nacía la vuelta olímpica moderna. Al finalizar los honores a los deportistas ganadores se entonó el himno Olímpico. La ceremonia concluyó cuando el rey anunció formalmente que la primera Olimpiada llegaba a su fin, y abandonó el estadio, mientras la banda tocaba el himno nacional griego y la multitud aplaudía.

En la actualidad, a diferencia de Ceremonia de Inauguración, la clausura no tiene que cumplir con el rigor de elementos del protocolo olímpico, muchos de los actos tienen más que ver con la aportación que haga cada ciudad sede.

Antes de los Juegos de Melbourne 1956, si bien, había una ceremonia de clausura, ningún equipo olímpico había marchado en este último evento. Durante aquella edición en “Terra Australis” un adolescente australiano, le hizo la propuesta el presidente del COI para cambiar la ceremonia de clausura, decía que era muy aburrida y si marchaban banderas y atletas juntos la haría más emocionante. La idea fue aceptada y a partir de aquel año es uno de los números más festivos de la clausura. Se hace sin orden, como muestra de paz y así, poder decir que el olimpismo es una sola nación. Los atletas ya no tienen presión, ya convivieron en la villa olímpica, algunos hasta novio o prometida encontraron, muchos regresaron días antes a su país, en fin, todo es felicidad en los deportistas. 

Posteriormente, fue en los juegos de Montreal que los números coreográficos aparecieron, y a partir de entonces se ha vuelto cada vez más espectacular la noche final.

Aunque es una ceremonia más informal, hay ciertos elementos que se repiten cada cuatro años. Primero, se hacen honores a las banderas de varios países; al país que despide la justa y olímpica, a Grecia como cuna del olimpismo y al país que recibirá los siguientes juegos, la bandera olímpica también es honrada. Se entonan los himnos correspondientes. Casi siempre se entrega la medalla de la competencia que cierra los juegos, la maratón, y se entona el himno del país ganador, siendo la ceremonia de premiación que más personas ve.

Hay dos actos que soy especialmente emotivos. El primero es el que se conoce como, la ceremonia de Amberes, se le llama así porque los elementos protocolarios y la bandera olímpica nacieron en los juegos de aquella ciudad belga en 1920. En este evento, el alcalde de la ciudad que organizó los Juegos transfiere una bandera olímpica al presidente del COI, que luego pasa al alcalde de la ciudad anfitriona de los próximos Juegos Olímpicos. Entonces, el país anfitrión de los próximos juegos presenta algunos números artísticos. El otro acto de alta emotividad y nostalgia es la extinción del fuego olímpico que guió a los deportistas durante dos emotivas semanas a encender su fuego interior, apagado el fuego todos lloran, bueno casi todos los que son muy machotes no lloran.

El discurso final lo hace el presidente del Comité Olímpico Internacional convocando a los países y los atletas del mundo a reunirse en cuatro años. En los juegos olímpicos de México 68 entraron los mariachis y entonaron las golondrinas, solo falto el limón y el tequila para que el dolor fuera más intenso.

Así como el emotivo encendido del pebetero de Barcelona en 1992, ha sido difícil de superar, la entrañable despedida de Misha en 1980, no se ha podido desbancar. Aun cuando la clausura, por si misma es, de siempre un momento harto melancólico. Las emociones, victorias, derrotas, alegrías, frustraciones que compartimos con los atletas del mundo, dicen adiós. Se espera tanto estos quince días y pasan tan rápido, que parece como si no quisiéramos que llegará la ceremonia de clausura. Sabemos que en cuatro años el mundo se volverá a reunir, y regresará el fuego olímpico y el espectáculo del olimpismo volverá a encender y encendernos la llama; pero no por ello deja de hacernos derramar lágrimas y dejarnos una especie de vacío.

Hasta eso que el Misha fue muy valiente, pues solo derramó dos o tres lágrimas. En 2014, los rusos volvieron a hacer llorar, durante la clausura de los Juegos Olímpicos de Sochi, 34 años después volvió el hermano polar de Misha, le acompañaban como mascotas Leopardo y a la Liebre; el oso se acercó al fuego olímpico, dio un soplo helado y el fuego de Sochi se apagó, nuevamente el oso volvió a llorar y otra vez a llorar, “óigame no tanta lloradera no está bien”. 
Aquí la última estrofa de la canción de Misha y el video donde es apagado el fuego olímpico de Sochi 2014.
Los amigos se separan,
Pero la ternura permanecerá en su corazón,
Vamos a cuidar de esta canción,
Adiós,  es un hasta pronto.

FIN de los AUGURIOS OLÍMPICOS, hasta dentro cuatro años...



Στο επανιδείν!

viernes, 19 de agosto de 2016

AUGURIOS OLIMPICOS (32/33)

Rio 2016 (32/33)
Debía ser Brasil quien pusiera el desorden. Una inauguración que cumplió con todos los elementos protocolarios: la cuenta regresiva, honores a los símbolos del país sede, la presentación artística, la bandera e himno Olímpicos, los discursos, el fuego olímpico y el desfile de los países. ¿Dónde quedaron las fanfarrias que tanto me gustan? No llegaron a Los juegos de la XXXI Olimpiada de Rio 2016.

Fue durante la presentación de atletas que se fue rompiendo la formalidad, para empezar, más que desfile, parecían escuelas de samba, no hubo vuelta olímpica. Dentro del Estadio Maracaná se hizo un sambódromo y pareciera que esto contagio a los equipos y a los deportistas que fueron rompiendo filas, se dejaron atrás aquellos desfiles de pasos contados, y cuando terminó no se distinguían los países, todos los deportistas estaban mezclados y desordenados era como un mundo sin fronteras, fronteras que se están cerrándose en la vida real.

Además, no había a quien hacerle honores, ya que el presidente interino de Brasil, Michel Temer, no fue presentado al iniciar la ceremonia como tradicionalmente se hace con el jefe de estado del país que recibe al mundo. Era...como lo diría, como si no estuviera el profesor en el salón de clase y todos los niños hicieran su tarea pero cada uno a su ritmo y sin presión. Fue hasta que se hizo la declaratoria oficial apareció el tal 'interino' y fue abucheado, olímpicamente abucheado.

La historia de los AUGURIOS OLIMPICOS fue diferente en Rio 2016. Un refrescante, interesante y evidente contraste con las dos últimas ceremonias de apertura. El tema de Beijing 2008 fue "China es grande", en Londres 2012 fue "Gran Bretaña es más grande.

¿El tema de la inauguración de Río? Será mejor empezar a hacer algo por el medio ambiente, o puede que no tengamos muchos Juegos Olímpicos que celebrar en el futuro.

 La presentación de los anillos olímpicos verdes, simplemente fenomenal.
La frase de la ceremonia "Llegamos a la vida sin nada y nos vamos sin nada" fue el mensaje de Kip Keino, corredor keniano que recibió el primer Laurel olímpico. Se le concedió este nuevo reconocimiento olímpico por su trabajo de caridad con los niños en Kenia.

El carnaval no podían faltar, Caetano Veloso, Gilberto Gil y Anita, famosos intérpretes de música brasileira llamaron a las escuelas de samba y todos a bailar, Brasil hizo un carnaval en agosto y ni como no sentir esa música que impregnó de felicidad a atletas, público en el estadio y televidentes.

 Es muy probable que los únicos tristes de la apertura fueran el presidente interino de Brasil, y Pele, "pobrecito, está malito"...¡qué malito ni que la...🙊
Vanderlei de Lima, fue quien encendió el pebetero, aquí otro precioso desorden, generalmente se elige a deportistas que encumbraron el deporte del país anfitrión, el caso de Vanderlei es todo lo contrario. En los juegos de Atenas 2004, al kilómetro 36, iba de líder, y un sacerdote irlandés lo atacó sin provocarle daño físico, pero sí hizo que perdiera la ventaja y con ello se le escapó la medalla de oro en aquellos juegos, llegó en tercero y alcanzó el bronce. Pero lo que más ganó fue el reconocimiento del público. Elegirlo, muestra cómo más allá de los héroes deportivos, se optó por quien es capaz de superarse y vencer los obstáculos, tratando de hacerle llegar este mensaje al pueblo brasileño y a los países en conflictos. Aquel día de 2004, Vanderlei perdió, doce años después tuvo su momento en los Juegos Olímpicos en su casa, en Rio 2016.
El pebetero una joya de arte, una hermosa escultura de remolino, es intencionalmente una llama pequeña y de baja emisión, responde al compromiso de reducir el calentamiento causado por los gases contaminantes.

Ahora se debe tomar distancia, y dejar que pasen los juegos y que el tiempo permita meditar y reflexionar, sobre esta ceremonia, por ahora, Rio ha pasado la primera prueba con una muy buena nota y me ha dejado con un buen sabor de boca.

¡Obrigado!

El cierre de los AUGURIOS OLIMPICOS será la última entrega 33/33


Στο επανιδείν!

miércoles, 17 de agosto de 2016

AUGURIOS OLIMPICOS (31/33)


London 2012 (31/33)

Nuevamente llegó el momento de hacer maletas para unos Juegos Olímpicos. Pasaporte, sí; boleto de avión México-London, sí; Libras esterlinas para gastos varios, sí; kit de viaje para apoyar a la selección sub 23 de fut en sus primeros partidos, sí; y todos los demás enseres de viaje, sí.

Listo todo, todo en orden para tomar el vuelo el día 23 de julio de 2012 y compartir con los británicos la primera semana de Juegos de la XXX Olimpiada London 2012. Se llevaron a cabo del 25 de julio al 12 de agosto.

La competencia femenil del futbol abrió estos juegos dos días antes de la inauguración que fue el 27 de julio, la selección Mexicana de futbol jugó su primer partido el 26 de julio en Newcastle, preciosa ciudad del norte del Inglaterra contra su similar de Corea del Sur, empató a cero goles y finalizado aquel soso partido nadie en México supuso lo que le esperaba a este grupo de futbolistas, alcanzaron máximo logro en cualquier competencia internacional del futbol nacional, medalla de oro, que por cierto, fue la única presea dorada para nuestro país en estos juegos. Pero como esta serie versa sobre AUGURIOS OLIMPICOS, de la inauguración escribiré.

La Inauguración se llevó a cabo en el Estadio Olímpico de Londres, y vale la pena comentar que él área donde se construyó el parque olímpico y el estadio está situado al este de la ciudad, donde nació la Revolución Industrial y justo aquella Revolución provocó que por muchas décadas fuera la zona más industriosa de mundo y al mismo tiempo la más contaminada. Con el paso de las décadas las fábricas, que alguna vez se instalaron ahí fueron desapareciendo o se mudaron y la zona quedó abandonada, sucia y contaminada. Un modernísimo proyecto de regeneración ecológica, urbana y comercial regreso la vida a esta parte de la ciudad. Cuando Londres se presentó para albergar los juegos, este proyecto, que ya estaba ejecutándose fue determinante para otorgarle el privilegio de organizar por tercera vez la máxima justa deportiva.

El 6 Julio de 2005, durante la sesión 117 del COI en Singapur, se realizó la votación para elegir la sede para los juegos de 2012. Moscú fue la primera en quedar eliminada, en la segunda ronda, Quedaron fuera Nueva York y Madrid. Solo quedaban París-Londres ("La Gran Boutique", si usted capto lo que está en este paréntesis, delata entonces su edad, si no, ¡No!). La última votación dio el triunfo a Londres. Desafortunadamente la celebración por obtener la sede fue muy corta, la mañana siguiente a la designación fueron detonadas dos bombas en el metro de la ciudad. Los días y los años de preparación pasaron, y siempre se tuvo en mente aquel atentado como el punto de partida de sus Juegos. La organización nunca se detuvo, y el gran día de recibir al mundo llegó.
Esta vez tome la decisión de vivir los juegos de otra forma: en la ciudad sede, pero fuera de los escenarios, pero debo confesar que asistí a dos partidos de futbol. México vs Corea en Newcastle y México vs Gabón en Coventry. Intenté comprar boleto para la inauguración, pero la logística era extremadamente compleja, la reventa es oficial, pero, solo puede venderte cierta agencia dependiendo tu pasaporte y cuando fui a la agencia que me correspondía, que “disque” no habían llegado los boletos físicos y que no sabían cuándo comenzaría la venta. Si ibas directo a las taquillas de los escenarios no te vendían boletos, aunque hubiera disponibilidad, en fin, verdaderamente complejo que primero dije: chaaaaaaaaales, y después dije: ok, me quedaré en Londres y viviré el espíritu olímpico desde la ciudad.

El día de la inauguración me dirigí al Victoria Park, que es como el Chapultepec de Londres, se colocaron como muchas pantallas gigantes, así que tú elegías la que más te gustara, te ubicabas cerca de los puestos de fish and chips, cerveza y los baños y a disfrutar la inauguración. Los días previos recorrí las instalaciones que albergarían las distintas competencias por lo que Yo, estaba listo para que el fuego de Londres fuera encendido. El previo de la ceremonia inició a las 20:12 horas. No formó parte del espectáculo oficial, así que en algunos países no se proyectó esta parte del show.

A las 21:00 de Londres comenzó la inauguración que se tituló "Isles of Wonder". La señal abrió con un video de dos minutos titulado "Viaje por el Tames" que culminaba en el parque y estadio Olímpicos, todo el evento fue dirigido por Danny Boyle y la inauguración presidida por la reina Isabel II. Óigame hay formas en los que una reina puede hacer su arribo al estadio pero la forma en la que llegó la reina Isabel fue verdaderamente MARAVILLOSO, líneas abajo escribiré cómo fue su arribo. Cuando la señal ya estaba mostrando imágenes desde dentro del estadio se tenía una panorámica de los asistentes con luces multicolores. A diferencia de las lamparitas que nos habían dado en Atenas 2004 donde nosotros debíamos prenderla, en la inauguración de Londres 2012, en cada asiento, había una lámpara-led que estaba programada por computadora así que la gente solo debía quedarse sentadita en su lugar y la programación del evento haría el resto.

La cuenta regresiva inicio en diez, cada número estaba en un grupo de globos sostenidos por niños que iban reventándose del 10 al 1. Bradley Wiggins que había ganado La Tour de France 5 días antes toco la campaña olímpica y arrancaba el espectáculo. A continuación, a capela se entonaron los “himnos informales” de las cuatro naciones del Reino Unido: "Jerusalén" para Inglaterra, cantada en el estadio por Humphrey Guardián de 11 años. En video se entonó "Danny Boy" en Irlanda del Norte, "Flower of Scotland " desde el castillo de Edimburgo en Escocia, y "Bread of Heaven en Gales.

El título del primer número se tomó de un fragmento de la obra La tempestad de William Shakespeare, "Be not afeard " La isla está llena de sonidos, Isambard Kingdom Brunel, uno de los más prolíficos ingenieros, británicos, de la historia mundial, interpretado ni más ni menos que por Kenneth Branagh. Llegó en un carruaje victoriano a una típica aldea de la campiña inglesa y exhorta a que de esa tierra debe surgir "La Nueva Jerusalén". La campiña británica, al ritmo del redoble de tambores comienza su transformación. Y Dios mío, que música”, espectacularmente bella.

Pandemonium, entre muchos significados posibles, el que más me gusta y creo que aplica a esta inauguración “El Paraíso perdido, fue el segundo número, y en este, campos y granjas que ya habían comenzado su transformación, dieron paso a las grandes chimeneas, los campesinos y aldeanos se convirtieron en obreros y surgieron las grandes fundiciones. En esta sección se resume el desarrollo económico y social británico de la economía rural a través de la revolución industrial hasta la década de los años sesenta. Durante esta puesta en escena todos los obreros trabajan en la fundición en acero de un gran círculo, cuando lo terminan, comienza a flotar en el estadio y se le unen los otros cuatro, formarse el símbolo olímpico y liberando fuegos pirotécnicos como si estuviera derramándose el hierro candente.

Entonces en la tercera parte, un filme llamado “Happy and Glorious” y que se proyectaba en las pantallas del estadio apareció un grupo de niños brasileños visitando el Palacio de Buckingham (un guiño a los juegos de 2016), los niños se asoman por una de las ventanas y ven llegar en un típico taxi negro de Londres, nada más y nada menos que a Bond, James Bond (caracterizado por Daniel Craig), subió a encontrarse con la reina quien lo esperaba en su salón donde despacha, y le saludo, “Good evening Mr. Bond”. Entonces la escoltó hasta un helicóptero para llevarle al estadio y en su recorrido, se vieron los edificios más representativos de Londres y hasta Winston Churchill les saludo, bueno, su escultura. Al llegar al estadio olímpico se dieron cuenta que no habla helipuerto y fingieron que la reina y Bond saltaban del helicóptero, la música del famoso agente 007 se escuchaba mientras se abren dos paracaídas con la bandera británica. En ese momento, los asistentes al Victoria Park ovacionaban a la reina, si ya la amaban, después de esta escena quedaron embelesados por su reina. Isabel II, el Duque de Edimburgo y Jaques Rogges eran recibidos en el estadio con otra prolongada ovación. Se hicieron los honores a la bandera británica y se entonó el himno “Good save the Queen”.
El siguiente acto trato sobre el reconocimiento al Servicio Nacional de Salud Británico que en más de una ocasión ha salvado a la nación, cuidaban a niños, en sus camas y comenzado a contarles cuentos surgidos en Gran Bretaña como Peter Pan, y muchos más. Cuando este número que reconocía a las historias de la isla, se reconoció el surgimiento de las sufragistas, fueron determinantes en los derechos de la mujer.

En el interludio se presentó al director Simon Rattle, dirigiría a la Orquesta Sinfónica de Londres. Interpretaban Carros de Fuego en memoria de los héroes de los juegos d 1924. Todo se desarrollaba formalmente hasta que, en una de las notas más simples de la composición, apareció Mr. Bean (Rowan Atkinson), y al verlo, público lo aclamó con una gran ovación. Su participación en la ejecución de la iconica pieza olímpica, era tan aburrida que, primero se tomó una selfie y luego comenzó a soñar, de repente, en su sueño, se encontró corriendo con aquellos atletas y no sólo eso, hizo trampa para ganarles. Al final, regresó a la realidad, y cuando todos los músicos habían terminado su participación, él seguía ejecutando la nota que le correspondió, y al finalizar el aplauso del público fue fenomenal.

Antes del desfile de atletas se presentaron dos números más que presentaban todos los aportes e inventos británicos al mundo, hasta que comenzó el momento del desfile. Marcharon 204 naciones; 10,490 atletas. Llego el momento de los protocolos: discursos de bienvenida, por parte de Sabastian Coe coordinador de los juegos, Jaques Rogges agradeciendo la espectacular organización. E Isabel II inaugurando los juegos. Entro la bandera olímpica y se entonó el himno. Los juramentos fuero hechos por Sarah Stevenson en nombre de los deportistas y Mik Basi representando a los jueces.

David Beckham llevó la antorcha en su último recorrido al estadio, nadie sabía dónde se encontraba el pebetero, los atletas nunca supieron que mientras desfilaba cada delegación, además de la persona que portaba la bandera, la edecán portaba el cartel de cada país, les acompañaba un niño o una niña con una especie de embudo metálico, lo que en realidad llevaban era la estilización de un botón de una flor y fueron formando un gigantesco ramo floral que se convirtió en el pebetero. Llegó el momento de encender el fuego olímpico y a diferencia de las últimas inauguraciones, donde hubo varios relevos dentro del estadio, en esta ocasión entraron siete jóvenes promesas del deporte británico portando cada uno de ellos una antorcha, se fueron abriendo paso entre los atletas y entonces apareció el pebetero, era ese inmenso ramo de flores metálicas, se pararon frente al ramo, cada joven prendió una flor y después una a una se fueron encendiendo hasta que todas tenían luz propia, el ramo comenzó a cerrarse para formar el gran pebetero.
La ceremonia concluyó con un festival de fuegos pirotécnicos, los juegos de Londres habían comenzado.

Resultados de los Juegos: Estados Unidos alcanzó la parte alta de la tabla, obtuvo 46 medallas de oro, 29 de plata y 29 de bronce, le siguió China y la tercera posición fue para Gran Bretaña.

A bailar samba... Será la entrega 32/33


Στο επανιδείν!

martes, 16 de agosto de 2016

AUGURIOS OLIMPICOS (30/33)

北京 2008 (30/33)

¿La hora? Las 8:00horas de la noche, con 8 minutos y 8 segundos, ¿La fecha? El 8 del mes 8 del 2008. Hora y día exactos para el inicio de la ceremonia de apertura de los Juegos de la XXIX Olimpiada de Beijing 2008. El número 8 es considerado de buena suerte en la cultura china, se asocia a la prosperidad y la confianza.

Beijing fue elegida sede para 2008, el 13 de julio de 2001, durante la 112ª Sesión del COI en Moscú, venciendo las propuestas de Toronto, París, Estambul y Osaka. Después de la primera ronda de votación, la capital China tenía una ventaja significativa sobre los otros cuatro candidatos. Osaka recibió sólo seis votos y fue eliminado. En la segunda ronda, Beijing fue apoyado por una mayoría de los votantes, lo que eliminó la necesidad de rondas posteriores y se anunció la contundente victoria de Beijing.

Para estos Juegos, China construyó majestuosas instalaciones, el inmueble más significativo e icónico, fue el Estadio Nacional de Beijing, un escenario espectacular, que por su estructura de entramados, se le dio el nombre popular del ‘nido de pájaro’, con capacidad para 91.000 personas, las pruebas de atletismo, inauguración y clausura se desarrollaron en este recinto.
El director de cine Zhang Yimou, fue designado como el director de arte para la puesta en escena de este fastuoso espectáculo, le asistieron los coreógrafos Zhang Jigang y Chen Weiya. El director de música fue el compositor Chen Qigang. La ceremonia se caracterizó por su enfoque en la cultura china antigua, en su reconocida y milenaria creatividad y en ser la primera en utilizar tecnología digital. Se proyectaron un sin número de imágenes sobre un rollo de papel virtual. La ceremonia duró más de cuatro horas. Cifras extraoficiales estiman que tuvo un costo cercano a los 110 millones de dólares. Esta fascinante ceremonia está considerada por espectadores, televidentes y prensa internacional como la inauguración a vencer, "la mejor de la historia". Ni duda tengo que fue espectacular y soberbia. La presentación de Sochi 2014, fue imperialmente hermosa y puede considerarse le hace verdadera competencia a Beijing, la diferencia es que los juegos de Rusia fueron de invierno.

La bienvenida al evento inició con la cuenta regresiva, que llevaron a cabo cientos, si no es que miles de tamboreros con un instrumento ancestral llamado Fou. A su espléndido redoble, se unió la voz de sus ejecutores y se le añadió luz led. Los Fou también eran una gigantesca pantalla que llevaba la cuenta del último minuto, a partir del diez aparecieron los números en símbolos occidentales y chino hasta llegar al uno, le siguió una detonación de toneladas de pólvora en forma de fuegos pirotécnicos, concluidos, se recibieron respetuosamente a las autoridades, el presidente de La República Popular China, Hu Jintao y el presidente del COI Jaques Roges.
China comenzó entonces la bienvenida oficial, el primer acto fue la Canción de Fou, que entonaban pensamientos de Confucio entre estos destacaba: ¿No es agradable tener amigos que vienen de lejos? Recibamos entonces a todos los amigos del mundo.
La bandera de China llegó al estado cargada por 56 niños pequeños que representan a los 56 grupos étnicos de China moderna, Lin Miaoke una niña de 9 años interpretó "Oda a la Patria", después se supo habían utilizado playback y quien realmente cantó fue Yang Peiyi, pero Lin era más bonita. A continuación, la bandera de la República Popular de China fue entregada a soldados del Ejército de Liberación e izaron magistralmente la bandera.

El festival artístico siguió a la bienvenida y la recepción de personalidades el montaje fue un delicioso catálogo de arte chino. Un pergamino gigante se convirtió en la pieza central por donde pasaron siglos de la historia de China, fue tan primorosamente presentado que describirlo llevaría tantos días como el mismo número de dinastías Chinas, y miles palabras, por lo que solo enfatizaré, fue hermoso y coreográficamente perfecto.
Desfilaron 204 países, 10,942 atletas (4,637 mujeres y 6,305 hombres). Según la tradición, Grecia entro al frente mientras que el país anfitrión cerraba. Esa fue la parte más fácil, ordenar la primera y última delegaciones, pero como la escritura china no es alfabética, los equipos desfilaron fueron apareciendo según los trazos del primer carácter de sus nombres, con lo cual, pues, solo los que saben mandarín podrían explicarnos.

Liu Qi, el jefe del Comité Organizador Olímpico de Beijing, dio un discurso de bienvenida al mundo. Jaque Rogge, Presidente del Comité Olímpico Internacional, siguió con un discurso alabando a los chinos por su cálida recepción y esfuerzo, instó a los atletas a "divertirse" y rechazar el dopaje, ¿"pos que no lo escucharon los rusos"? El Presidente de la República Popular de China, anunció formalmente la apertura de los Juegos Olímpicos de 2008. La bandera olímpica entro respetuosa y lentamente al estadio y mientras se entonaba el himno olímpico fue izada.

Llegaba el momento de la llama olímpica y antes de llegar a las manos de Li Ning, ex campeón gimnasta olímpica, ocho fueron los portadores dentro del estadio. Li Ning fue suspendido por cables, que lo elevaron y corrió por las paredes en la parte más alta del estadio, mientras recorría estos muros se proyectaban imágenes de relevos de ediciones anteriores entonces una luz iluminó el pebetero olímpico, rojo e intenso que simulaba un pergamino. Una ráfaga encendió el fuego de Beijing y el cielo se iluminó nuevamente con fuegos artificiales para dar por concluida la ceremonia.

En esta edición se llevaron a cabo 302 eventos en 28 deportes, y como era de esperarse, China quedó al frente del medallero con 51 medallas de oro, 21 de plata y 28 de bronce, Le siguió Estados Unidos, y la tercera posición fue para Rusia.

Por tercera ocasión Londres recibe el olimpismo...esta será la siguiente entrega (31/33)

Στο επανιδείν!


lunes, 15 de agosto de 2016

AUGURIOS OLIMPICOS (29/33)

ερινοί Ολυμπιακοί Αγώνες de 2004
Atenas 2004-2da parte (29/33)

A las 20:30 horas del 13 de agosto daba inició la Ceremonia que inauguraba los Juegos de la XXVIII Olimpiada Atenas 2004. El lema de aquellos juegos fue: Καλώς ήλθατε σπίτι (Bienvenido a casa). Compitieron 10.625 atletas de 201 países.
La temática de la inauguración siempre giró en torno a la historia y la cultura de Grecia Antigua y Clásica. Sus dioses y mitos, Atenea, la escultura, el arte y los héroes griegos, fueron entre muchos otros los protagonistas de esta ceremonia.

Atenas fue elegida ciudad anfitriona durante la 106ª Sesión del COI celebrada en Lausana el 5 de septiembre de 1997. No se rindió aun después de perder cuando pretendía organizar los Juegos del Centenario de 1996, sabemos que le venció Coca-Cola, digo-digo🙊, Atlanta. Un factor determinante para ahora elegir a Atenas fue aquel sentimiento de vacío que había dejado el no otorgarle los juegos en 1996, la experiencia que se tuvo en la pérdida de valores olímpicos debido a la excesiva comercialización de Atlanta y la decepción de los miembros del COI por los numerosos contratiempos vividos en la tierra de Scarlett O'Hara, ósea Georgia. En resumen Atlanta, indirectamente, ayudó y en gran medida a que los juegos regresarán a casa en 2004.

74.000 espectadores estábamos dentro del Estadio Olímpico de Atenas listos para comenzar, una cuenta atrás de 28 segundos, que representaba la XXVIII Olimpiada, a cada segundo le correspondía un latido cada vez más fuerte y aparecían imágenes de los anfitriones anteriores.

Tras proyectarse imágenes de todo el archipiélago heleno en la pantalla del estadio aparecieron dos tamboreros, uno en el Estadio de la antigua Olimpia y el otro en vivo, comenzaron un reto de Tympanos (tambor en griego), sus redobles simbolizaban el latido del corazón, también, recordaban como en la antigua Grecia, el tambor y su sonido simboliza la locura dionisíaca. A los dos tamboreros se unieron muchos más para circundar la zona del campo, que, por cierto, no era un campo, era un espejo de agua elíptico que representaba las aguas del mar Egeo y sobre estas aguas se llevó a cabo la primera parte de la inauguración. La locura de los tambores era la que daba inicio a los Juegos de 2004 e invitaba a que esta fuera una fiesta dionisiaca.

Una bola de fuego cayó en ese simbólico mar y formó los aros olímpicos rodeados de agua, provocando el alarido de los espectadores y emanando un intenso calor que se sentía hasta la fila...hasta arriba que era donde estaba sentado. Cuando el fuego se extinguió, literalmente apareció un niño navegado un barco de papel, con una música verdaderamente emotiva que solo logró aumentar mi flujo lagrimal...por ello debía tomar la decisión de no seguir llorando. Aclaró y confieso que Yo lloraba hasta el sollozo, y me dije a mí mismo: o me concentro o no voy a ver nada por 'chillón'. Me ayudó a calmar el llanto, que en ese momento se anunció la llegada de las autoridades de los juegos: Jacques Rogges, presidente del COI, Gianna Angelopoulos Daskalaki, presidenta del Comité organizador de los Juegos y el Presidente de Grecia Konstantinos Stephanopoulos, esto hizo que la intensidad emotiva bajara un poco, sin dejar de ser una muy bonita forma de recibir a las autoridades, caminaron hacia el sitio donde se izarían las banderas y en el camino los encontró el niño que había bajado de su barca, con la bandera helena en lo alto, las tres autoridades le pidieron tiernamente al niño les acompañará a escuchar el himno griego y presenciar el izado de la bandera.

En la primera escena llamada "Alegoría", un centauro arrojó una lanza de luz en el punto medio del campo y apareció el rostro de un ídolo de las Cícladas. Con luz láser se le proyectaron figuras geométricas en la su rostro. A continuación, el rostro se rompió y se trasformó en un Kouros de la época arcaica, este también se rompió, surgió otra escultura humana de la época clásica. Al final la abstracción máxima, un cubo, al cual dominaba un hombre. Los fragmentos se Iban quedando a la deriva flotando en aquel simbólico mar Egeo como si fueran sus islas y sobre ellos se proyectaron imágenes de mujeres, hombres y niños de diferentes grupos étnicos, edades, creencias, preferencias y momentos de la historia.
El título de la siguiente parte "Clepsydra" (dispositivo de medición de tiempo en la antigua Grecia por medio de un flujo de agua), el dios griego del amor, Eros, apareció sobre una pareja de amantes en el agua, estos enamorados y el amor dieron origen a la vida y a una línea de tiempo de la historia griega, inició con la civilización minoica, a continuación, la cultura micénica, luego la época clásica, el período helenístico donde no podía faltar Alejandro Magno. Llego entonces el periodo bizantino y la Guerra de Independencia griega, hasta llegar a los primeros juegos de la era moderna y la cultura griega del siglo XX.


Tras esta secuencia histórica, una mujer entró en el agua y el láser dio la impresión de que el agua reflejaba estrellas. Las luces se reunieron alrededor de la mujer y formaron una cadena de ADN, que giraba en torno a ella. Por último, todos los artistas entraron en el lago, mientras todos ellos jugaban con el agua, fueron desapareciendo los 2,1 millones de litros que llenaron este simbólico mar y así dar su lugar a los atletas.

¿Cuál sería ahora el orden del desfile si al frente de las delegaciones tradicionalmente siempre marcha Grecia? La solución fue simple, abriría Grecia, apareció el abanderado griego, Pyrros Dimasras quien competiría en halterofilia y con la bandera helena en lo alto indicaba el camino a 200 delegaciones. El resto de las banderas y sus respectivos atletas, directivos y cuerpo técnico comenzaron a marchar en orden del 'a-b-c-d-ario' griego, por lo que Santa Lucía (Aγία Λουκία) fue la primera nación y así una a una se fueron presentando todas las naciones hasta que apareció Ελλάδα (República Helénica), el estruendo del público asistente fue maravilloso mientras la delegación griega rodeaba los 400 metros de la pista de tartán, el grito era eufórico ¡Hellas-Hellas! Aquel momento fue extraordinariamente emocionante. El holandés DJ Tiësto acompañó a todos los atletas durante los casi 120 minutos que duró el desfile por lo que el estadio era un verdadero 'Rave' de música electrónica de primerísima calidad. Fuegos pirotécnicos cerraban el desfile y el sonido local, a todo pulmón en griego, francés e inglés daba la bienvenida a los atletas del mundo a la cuna del olimpismo, donde alguna vez comenzó todo, Grecia.

Con un pomposo y gigante vestido azul se presentó la cantante Björk, con esos "gritos que pega" ¿canto o grito?... Digamos que sí cantó una canción... En el arroz siempre hay "negritos"🙊😳 y en esta inauguración, desde mi “muy humilde punto de vista” esta Niña Björk no venía al caso, pero bueno, casa quien con sus gritos.

Ahora la parte protocolaria, del centro del 'campo' surgió un gigantesco árbol de olivo, otro de los grandes símbolos helenos. Fue seguido por los discursos del Gianna Angelopoulos Daskalaki y el presidente del COI, Jacques Rogges. El presidente griego Konstantinos Stephanopoulos tomó la palabra: "Declaro los Juegos de Atenas, que celebran los juegos de XXVIII Olimpiada oficialmente inaugurados". Se hicieron los honores a los  símbolos del olimpismo, bandera fue izada y el himno entonado.

Por las alturas volaron atletas y antorchas de luz simbolizando las sedes de los Juegos anteriores. En un estadio totalmente a oscuras se anunció que el fuego olímpico llegaba al estadio, y con el sonido de latidos del corazón entró en manos de Nikos Galis, un ex jugador de baloncesto y comenzó los últimos relevos, fueron en total cuatro antes de que llegara a las manos del último portador de la antorcha, el campeón olímpico de vela en 1996 Nikolaos Kaklamanakis, quedó al lado opuesto de la antorcha gigante que era el pebetero. Mientras el corría entre los atletas que le habían formado un callejón emulando el recorrido que se había hecho en Barcelona 92, un mecanismo hacia bajar lentamente el pebetero, lugar donde reposaría el fuego durante los juegos, subió la escalinata, saludo desde las alturas a los dioses del Olimpo y la antorcha gigante ya esperaba ansiosa el fuego que se encendió a las 23:05 de Atenas. Un último derroche de luces pirotécnicas en el cielo bajo el cual alguna vez filosofaron Platón y Aristóteles dio por concluida la ceremonia.

Los griegos deseaban que clepsydra no dejará correr el tiempo, parecía que sabían que en algún momento despertarían de este PRECIOSO sueño y no querían volver a su realidad. Como recién me acaba de hacer ver un muy buen amigo, aquellos quince días helenos del mes de agosto fueron lo que siempre han sido los Juegos Olímpicos, una tregua, un tiempo de paz. El 29 de agosto los helenos volvieron a la guerra y esta vez desafortunadamente volvió más dolorosa y trágica.

En Atenas 2004 se entregaron 301 medallas en 28 deportes. Los juegos regresaban a la ciudad donde empezaron. Ahora el círculo del olimpismo moderno quedaba cerrado 108 años después de que se había abierto en aquella ciudad en 1896, un círculo como el que formaba la corona de olímpica de hojas de olivo que presentaba el logotipo de aquella justa y como la corona de hojas de olivo que fue colocada a cada medallista olímpico.
Estados Unidos quedó al frente del medallero con 36 medallas de oro, 39 de plata y 26 de bronce, China subía como la espuma y fue segunda, Rusia quedó tercera.

Usar la palabra MARAVILLOSA para describir aquella noche de 13 de agosto de 2004, es solo una de las decenas de posibilidades en las que puedo pensar para describirla, la recuerdo siempre y desde hace algunos años, no sé qué hacer; llorar de tristeza, añoranza o emoción.

El círculo volvió a abrirse en tierras chinas... Esa será la entrega 30/33



Στο επανιδείν!

sábado, 13 de agosto de 2016

AUGURIOS OLIMPICOS (28/33)


Αθήνα 2004-1a Parte (28/33)
"LLEGO EL MOMENTO EN EL QUE NO SE QUE HACER, LLORAR DE TRISTEZA, AÑORANZA O EMOCIÓN".
¿Tristeza? por las complejas condiciones sociales, políticas pero sobretodo económicas en la que se vive en tierra helena. Esa montañosa y blanca península en la cual se levanta el Monte Olimpo hogar de Zeus y toda su parentela, tierra situada en el extremo sur de la península balcánica bañada por las azules aguas del Mediterráneo y flanqueada de, por lo menos, seis mil preciosas islas. Los dioses decidieron que la Diosa Atenea habitara en el Partenón y la historia, siglos después la convirtiera su capital, Atenas. Pero, vuelve la tristeza al confirmar que la República Helénica es la nación más endeudada de la Comunidad Europea, y que en gran medida, la organización del magno evento del deporte mundial en 2004 contribuyó a llevar al precioso archipiélago a "deber hasta el Partenón".

¿Añoranza? De recordar cómo en 2004 se llevaron a cabo los maravillosos Juegos de la XXVIII Olimpiada de Atenas 2004, 108 años después de que los primeros juegos de la Era Moderna se desarrollarán en el legendario Estadio Panathinaikos y como el espíritu olímpico regresaba lleno de esperanza, como el hijo pródigo regresa a casa. Añoranza de cómo Atenas debió ver pasar el fuego del centenario por otras calles (llenas de Coca Cola), esperando que su calor regresara y bañara las calles que vieron caminar a Sócrates, Platón y Aristóteles.

¿Emoción? De recordar cómo aquel 13 de agosto amanecía en extremo caluroso como todos los veranos helenos. Para mí, el día había comenzado muy temprano, y la frustración ya era presa de mi persona, 12 horas antes del arranque de la Ceremonia de Apertura, ¡no tenía boleto😨! Llevaba dos días recorriendo la ciudad y nada. Por la ventana del hotel vi pasar la flama olímpica que recorría sus últimos kilómetros, eran las 8:00horas y la antorcha ya buscaba el pebetero, entonces pensé que esa sería la forma más cercana de vivir la inauguración.

La cita de mi última posibilidad tras decenas de opciones fallidas, para adquirir el boleto era a las 13:00 horas, en una agencia de Viajes llamada “Viajes lo Mejor”, la operaba un argentino asentado en Atenas. Entre a la oficina ubicada en la Plaza Syndagma y ahí estaba 'MI' boleto, el costo original: 950€, la agencia agregó 100€ por la reventa...salí reconociendo que no había “mejor” nombre para aquella agencia, 'pues lo que viviría por la noche sería “de lo Mejor” que me ha pasado. Saliendo de ahí fui directo a festejar que tenía mi boleto al Partenón.

La ceremonia comenzaba a las 20:30, así que debí darme prisa para volver al hotel, bañarme, vestirme con ropas mexicanas, perfumarme y peinarme, ¡Ah! no, no me peiné, llevaba una gorra de México. Entonces salir rumbo al "Olympiako Stadio Athina Spyros Louis" nombrado así en honor del primer ganador de la prueba de la Maratón en los juegos de 1896. Estadio remodelado por Santiago Calatrava.

Aquí es donde entro nuevamente en la conflicto de la razón por la cual llorar. Tristeza y añoranza al recordar como recorrí aquel día de 2004 el complejo olímpico y constatar las impecables condiciones de las instalaciones deportivas y el parque. Arcos tipo Calatrava por aquí, fuentes por allá, muros arquitectónicos danzantes, "tipo Calatrava" más allá. Y el sonido del parque olímpico nos apuraba a entrar que la ceremonia estaba por comenzar, eran las 19:30 pero todavía debíamos pasar algunos cordones de seguridad. En griego coloquial se decía algo así como: "apurennnnsen o cerramos las puertas". La tristeza y añoranza es saber que al paso de los años y tras más de una década aquel majestuoso evento, aquellas flamantes instalaciones están abandonadas y destruidas. En condiciones verdaderamente paupérrimas.

Se tienes valor, vea estas imágenes patrocinadas por The Guardián https://www.theguardian.com/…/abandoned-athens-olympic-2004…   

¿Ahora 'me cactan' porque me dan ganas de llorar?
En donde no habrá duda es que llanto si hubo, hay y habrá (del verbo haber conjugado en pasado, presente y futuro), se me salen las lágrimas tipo Remy de emoción cuando vuelvo a ver la inauguración en los videos de la YouTube, me emociono y lloro.
Vivir aquel día en la capital helena y ser testigo presencial de aquella inolvidable y significativa inauguración en una Atenas que flamante volvía a recibir a los atletas del mundo 2,780 años después del nacimiento del olimpismo en Olimpia, me hizo llorar.
La noche estaba por caer, y dentro del estadio amenizaban con música para hacer menos larga la espera. La más significativa de las piezas musicales fue Zorba el griego con la cual aplaudíamos y seguimos el ritmo. Finalmente se anunció que la ceremonia iba a comenzar, se apagaron las luces, el sonido de 65,000 cascabeles y la luz del mismo número de linternitas que venía en nuestra caja olímpica y que la encontramos en cada asiento dio la bienvenida a la transmisión internacional.

Por razones sentimentales que usted pueden imaginar Atenas 2004 tendrá dos entregas la narración de la inauguración será la siguiente (29/33).

Στο επανιδείν!


viernes, 12 de agosto de 2016

AUGURIOS OLIMPICOS(27/33)


Sídney 2000 (27/33)

Después de los Juegos Olímpicos de 1956 en Melbourne, “Terra Australis”, no volvió a ser una opción atractiva para albergar otros Juegos Olímpicos. Y vaya que lo intentó valiéndose de fórmulas diversas. Melbourne volvió a competir para los juegos de 1988 y 1996. Brisbane para 1992, las tres propuestas fracasaron. Hubo esbozos de solicitud por parte de Sídney para 1972 o 1988, se quedaron pegados en un pizarrón de planes y nunca salieron de eso, de planes.

Finalmente el Comité Olímpico de "Terra Australis" decidió presentarse para el 2000, competiría con Beijing, Berlín, Manchester y Estambul. La solicitud de Sídney, tras convertirse en Ciudad Candidata a los Juegos fue ampliamente apoyada por todos los sectores de la población australiana. La votación para elegir la sede del 2000 se llevó a cabo en Monte Carlo en la reunión 101 del COI el 23 de septiembre de 1993.

¡¡AH!!... Y lo de las Ciudades Candidatas, la contienda por albergar el magno evento, la Sesión del COI, el día de la votación, elección y anunció de la sede, "No, bueno" es todo un tema una "competencia" que se di$puta de manera distinta y, como al inicio de estos Augurios decía, que la Inauguración se cuece aparte la contienda por obtener la sede, es verdaderamente emocionante y también se 'cuece' aparte...¿quiere saber cómo, cuándo y dónde se elegirá la sede para 2024? Haga comentarios a esta nota y le digo.
Los Juegos de la XXVII Olimpiada de Sídney 2000 se llevaron a cabo del 15 de septiembre al 1 de octubre, si, un día antes del día que en México "no se olvida"😒😒...

La ceremonia de apertura se llevó a cabo en el abarrotado Estadio Olímpico de Sídney, cifras extraoficiales estiman fue vista por 3,7 mil millones de televidentes. El evento fue concebido y dirigido por Ric Birch y David Atkins y giro en torno a dos grandes conceptos: La historia de Australia, su naturaleza y la cultura aborigen.
Como en anteriores ediciones, inició con la cuenta regresiva a partir de 10, a cada número le correspondía una escena de ediciones anteriores y ello aceleraba el pulso de los corazones de los casi 110,000 espectadores al estadio. Un caballo a todo galope cruzó el campo color arena. Fue seguido por otros 120 jinetes en caballos, este brioso animal fue el que utilizaron los primeros colonizadores para transportarse en las agrestes tierras australianas. Los equinos del 2000 llevaban banderas olímpicas y después de varias acrobacias formaron los anillos olímpicos. Cientos de músicos interpretaron una pieza del tema de la película "El hombre de río Nevado", una historia australiana. Los mismos músicos con una fanfarria anunciaron el arribo de William Deane, gobernador general de Australia y Juan Antonio Samaranch, presidente del COI, se pidió entonces al público ponerse de pie para escuchar respetuosamente el Himno de Australia interpretado en un inicio por la banda australiana Human Nature, la segunda parte fue ejecutada por Julie Anthony y concluyó con un gran coro al que se unió el público asistente, todos magistralmente acompañados por la orquesta sinfónica de Sídney.

La parte artística de la ceremonia comenzó con Nikki Webster, una niña de 13 años que se recostó en esa arena australiana que era el campo del estadio, se quedó dormida y empezó a soñar. El estadio se transformó en el océano que circunda la gran isla. Nikki estaba ahora en el interior del mar y comenzó a ver toda la fauna marina que habita en las aguas del sur del planeta y que rodean Australia y especialmente en la Gran Barrera de Coral, 800 artistas participaron en esta parte de la ceremonia de apertura. La niña, nadando por este océano llegó a la costa y a un escenario en el que se encontró rodeada de aborígenes conocidos Djakapurra Munyarryun. El jefe aborigen, en lugar de "comérsela" 🙊...le mostró sus rituales, llamó a los espíritus del desierto, y de zonas remotas de Australia, islas y estrechos, aparecieron mujeres del desierto, simbolizando el latido del corazón y hacer ver que en ese centro y en la cultura aborigen de Australia se encuentra el corazón de su tierra, de su cultura y de su gente. De todas partes del estadio salió la diversidad de tradiciones, cantos, bailes y música aborigen.

Australia puede ser rica en vida, pero su clima también provoca grandes desastres naturales, su calor extremo es uno de los grandes enemigos. Los incendios forestales condujeron a la siguiente sección de la ceremonia de apertura. Bomberos que simbolizaban el ciclo de la vida traían la lluvia y la tierra se regeneraba y el Ser Humano debía esperar pacientemente la renovación de la vida. Esta sección, además de rendir tributo al fuego y a la lluvia como elementos importantes de Australia, también, buscaba enfatizar como el manejo de los aborígenes de tierra, fuego y lluvia son necesarios para la rehabilitar la naturaleza en lugar de destruirla. Estuvieron representadas plantas y flores, aves y animales típicos de Australia como el canguro.

Ser Humano y naturaleza en armonía fueron sorprendidos por los colonizadores europeos. Al asentarse en Australia, surgía una nueva forma de vida y tecnología para la agricultura que creaba las granjas, la fiebre del oro y la inmigración, este encuentro de culturas ha sido difícil para Australia y trató de presentarse de forma festiva, incluso chusca. El sueño de Nikki terminó imaginando el futuro de Australia.
Una gran banda de marcha estudiantil llenó el estadio e interpretó a todo pulmón la pieza "Así habló Zaratustra", el tema "Carros de Fuego" y El "Himno a la Alegría" anunciaba la llegada de las delegaciones nacionales con sus atletas.
Grecia abrió el desfile y antes de que apareciera Australia, en el orden alfabético, en inglés marcharon 197 países, 199 fue el total de las banderas que se presentaban aquel 15 de septiembre, la presentación de más de 10,000 deportistas se prolongó por casi dos horas.

Vino en momento en el que las autoridades dan la bienvenida, y "que esto y que lo otro y que bonito todo y 'así', ya saben todos contentos y pura felicidad, William Deane, declaró oficialmente inaugurados los Juegos de la XXVII Olimpiada Sídney 2000. Que tuvieron un logotipo muy parecido al de Barcelona 92, sobre los aros olímpicos saltaba una persona, piernas y brazos las formaban tres típicos bumerangs y una cinta azul festiva que forma la silueta del icónico edificio de la Ópera de esta ciudad.

Tras interpretaciones de reconocidos cantantes australianos, entre ellos Olivia Newton John, Finalmente llegó la bandera olímpica y era izada mientras se entonaba el himno olímpico. Después de los actos protocolarios cantó Tena Arena para recibir el fuego olímpico, interpretó una preciosa canción. https://youtu.be/u1P0Jv_ghCg

Pero, hay dos 'peros' en esta, que a mi gusto pudo ser (a mi gusto, aclaró, ¡eh!) la mejor inauguración hasta entonces, aquí viene el 'Pero' número uno: fue tan extendida, que para cuando llegó el momento del encendido ya estaba 'abotagado' de espectáculo. El encendido del pebetero olímpico, sin temor a equivocarme fue un extraordinario alarde de tecnología y lleno de símbolos; agua, fuego y reconocimiento a la cultura aborigen. 'Pero' número dos: El telespectador, ósea "Yo" que había encendido el televisor por ahí de las 4:00 am para ver la inauguración, estaba entre dormido y despierto y entre sueños veía quién sabe cuántos relevos dentro del estadio (todas mujeres), cuando la antorcha llegó a manos de Cathy Freeman designada para encender el pebetero en México eran como las 8:00 am y pensé, ¡YA! que lo prenda y vámonos a dormir un rato. Freeman entro a un pebetero lleno de agua, ahí encendió la llama que la rodeó. Una vez encendido, un mecanismo muy sofisticado, que tuvo un fallo informático y retrasó el procedimiento durante unos segundos, comenzó a llevar el pebetero a la parte más alta del estadio y me pareció lentiiiiiiiiisisisisisimo como subía el fuego, así culminaba la ceremonia de apertura de Sídney 2000. Debo ser justo y decir que, tal vez el 'Pero' número dos influenció en gran medida mi apreciación e injusta valoración de está que, insisto, aclaró y acotó, fue una MUY y "excelentísima" inauguración.

Participaron 10,651 atletas. 300 eventos en 28 deportes, la parte alta de la tabla fue para Estados Unidos, con 36 medallas de oro, 24 de plata y 31 de bronce, Rusia quedó segunda y China tercera.

 El fuego olímpico regresa a casa...esa es la siguiente entrega (28/33)

Στο επανιδείν!


jueves, 11 de agosto de 2016

AUGURIOS OLIMPICOS  (26/33)


Coca Cola, con sede en Atlanta 1996 (26/33)

El 18 de septiembre de 1990 en Tokio, se decidía la sede donde se celebrarían en 1996 el centenario de los primeros Juegos Olímpicos de la Era Moderna. Atenas, como era de esperarse, presentó su candidatura y, la mayoría de opiniones y preferencias se inclinaban por la solicitud de la capital helena. Hubiera sido la forma ideal de celebrar este magno aniversario, regresando los juegos modernos a la ciudad que los vio renacer en 1896. Sin embargo apareció Coca Cola, uno de los más importantes patrocinadores del olimpismo con sede en Atlanta. Aunado a esto, estaba la desconfianza en que la economía griega no ofrecía garantías halagüeñas para la inversión que requería el evento. El pretexto para no otorgar la sede a una ciudad europea fue que el sistema de rotación continental debía dar la sede al continente americano porque ya Barcelona había realizado la justa deportiva en 1992. Atenas obtuvo la mayoría de votos en las dos primeras rondas de votaciones, Belgrado y Manchester fueron las primeras excluidas, en la tercera ronda de votaciones, Melbourne fue eliminada; Atenas y Atlanta quedaron empatadas. Tras un "refrescante descanso patrocinado por Coca Cola que encendió la chispa de la vida" llegó la cuarta ronda de votaciones, en esta "Coca-Cola permitió ver con claridad a los miembros de COI cuál debía ser la decisión correcta, así, se realizó la última votación y la ciudad estadounidense, Atlanta vencía a la candidata sentimental, Atenas, entonces toooooodos brindaron con un delicioso sorbo de Coca Cola, patrocinado por Atlanta.

Lo demás, es lo de menos...Los Juegos de la XXVI Olimpiada, se celebraron ahí, en Atlanta, Estados Unidos, con "haaaaarta", o sea, mucha Coca-Cola, y su museo que avienta refrescos por todos lados y uno sale con la 'panza' inflamada de tanto tomar bebidas gaseosas. Se desarrolló del 19 de julio al 4 de agosto, participaron 10,318 atletas (6,806 hombres y 3,512 mujeres) de 197 países, 271 especialidades en 26 deportes.

El día de la inauguración llegó, y en el estadio Olímpico del Centenario se apagaron las luces, la pantalla del inmueble comenzó una cuenta regresiva del 60 a 1. Los últimos 26 segundos fueron enfatizados simbolizando la XXVI Olimpiada de Atlanta. Al término de la cuenta, la pantalla nuevamente se encendió y apareció un video de la Clausura de Barcelona 92 donde el presidente del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch invitaban a los atletas a competir en Atlanta en 1996.
Dio inicio un festival lleno símbolos olímpicos y colorido, la mayoría de los números artísticos, aunque con temas propios recordaron a cada momento la inauguración de cuatro años atrás, ejemplo, el campo no era verde, era azul. Uno de los momentos más emotivos, fue cuando los bailarines que realizaban los actos, formaron el número 100 y se convirtió en una paloma. El famoso compositor John Williams con la orquesta sinfónica de Atlanta interpretó la obertura oficial de los Juegos Olímpicos de 1996, "Invocar a los Héroes".

Se anunció entonces la llegada de Bill Clinton, con Hillary y Juan Antonio Samaranch, se entonó el himno de Estados Unidos, interpretado por el coro 'Centennial Olympic' y llego la hora del festival artístico que presentó varios temas:
"Welcome to the World" mostrando la cultura juvenil y deportiva de las universidades americanas. "Georgia on My Mind" Gladys Knight interpretó la canción Georgia en mi Mente, se considera el himno de aquel estado norteamericano. Siguió "Summertime" Una muestra de la belleza del Sur se centró en Atlanta y el Viejo Sur, mostrando: el espíritu, la música, la historia, la cultura, y el renacimiento después de la Guerra Civil. La parte artística finalizó con "Temple of Zeus" segmento que conmemoraba los cien años del renacimiento olímpico.

Una antigua grabación original de Pierre de Coubertin se escuchó en el estadio y en su mensaje llamaba a buscar la competencia pacífica por medio del deporte y la armonía. Por la rampa del estadio salieron atletas con los nombres de todas las ciudades que habían albergado una justa veraniega iniciando con Atenas en 1896 y que no ganó la sede para 1996...😳ah 'pos' si eso ya lo había escrito, ¿verdad?
Después, el desfile de los países, Grecia abrió como marcaba la tradición y una a una comenzaron a aparecer las 197 banderas de los países participantes hasta que se presentó la nación anfitriona, USA.

Al Oerter entró al estadio con la antorcha, la entregó a Evander Holyfield a quien se le unió Voula Patulidu y la pareja pasó la llama a la nadadora estadounidense Janet Evans, la penúltima portadora de la antorcha, que la llevó alrededor de la pista y subió una larga rampa que conducía al extremo norte del estadio. Ahí esperaba Muhammad Ali, que encendió dramática, simbólica e inolvidablemente el pebetero olímpico.

La bandera olímpica y la de Estados Unidos entraron al estadio y se entonaron ambos himnos mientras era izada cada una de las banderas. Billy Pane y Juan Antonio Samaranch pronunciaron los discursos de bienvenida y dan la palabra al presidente, Bill Clinton que declara oficialmente inaugurados los Juegos del Centenario.
La canción "El Poder de un Sueño", compuesta por David Foster e interpretada por Céline Dion, junto con miles de luces pirotécnicas en el cielo daban por terminada la Ceremonia que inauguraba los juegos de la Coca Cola 1996. Digo-digo🙈...del Centenario.

Estados Unidos quedó al frente del medallero, 44 medallas de oro, 32 de plata y 25 de bronce, Rusia ocupó la segunda plaza y Alemania fue tercera, en cuarto ya acechaba China.

NOTA: no tengo nada en contra de Coca-Cola, solo es para mostrar, "sin ser tendencioso" cómo fue determinante que la sede de esta importante empresa se encuentre en Atlanta.

En el año 2000 vamos nuevamente a 'Terra Australis'...esta será la siguiente entrega (27/33)

Στο επανιδείν!