jueves, 7 de diciembre de 2017

Catedral de San Basilio (7 de diciembre de 1990)

“Lo que no se aprende de buena gana no se fija, pero lo que es acogido con placer y amor se fija más firmemente en la mente”.
 -San Basilio Bendito-

Ubicada en la legendaria Plaza Roja en Moscú, la catedral de San Basilio hoy forma parte de los Museos Históricos de Moscú. En ocasiones especiales se llevan a cabo ceremonias religiosas.

La Catedral está dedicada al Manto de la Virgen en el Montículo, aunque es más conocida como San Basilio.

El proyecto, fue ordenado por el zar Iván el Terrible para glorificar su victoria sobre el Kanato de Kazán. La construcción inicio el 12 de julio de 1556, fueron cinco años de arduo trabajo y una vez terminada, fue consagrada solemnemente el 12 de julio de 1561.

De las muchas leyendas que rondan a la catedral, está la que cuenta que el zar, una vez terminada la construcción, dejó ciego al arquitecto, Póstnik, para que no construyese nada que superara su belleza.

En 1588 el zar Teodoro I de Rusia mandó que se agregara una nueva capilla en el lado este de la construcción, sobre la tumba de San Basilio el Bendito, santo por el cual se empezó a llamar así a la catedral.


Es sin duda uno de los iconos de Rusia, fue declarada Patrimonio de la Humanidad el 7 de diciembre de 1990.

No hay comentarios:

Publicar un comentario