martes, 13 de febrero de 2018

“Israel no fue creado con el fin de desaparecer - Israel perdurará y florecer. Es el niño de la esperanza y el hogar de los valientes. Tampoco se puede romper por la adversidad ni desmoralizado por el éxito. Lleva el escudo de la democracia y que honra la espada de la libertad”. - John F. Kennedy-
Por Gabriel Macías Nito
El 12 de febrero de 1953, la URSS rompió oficialmente relaciones diplomáticas con Israel. Una explosión en la embajada soviética ocurrida tres días antes provocó la salida de los representantes soviéticos de aquel país. Fue la culminación de varios años de enfrentamientos entre las dos naciones..
La bomba que se había detonado en las puertas de la embajada, dañó levemente el edificio e hirió a tres personas. 

Una investigación realizada por la policía secreta de Israel, reveló que los culpables eran una organización clandestina antisoviética.
Se dijo que, los miembros de dicha organización actuaron en al “complot de los médicos”, campaña antisemita que se decían se estaba llevando a cabo en la URSS en aquellos años.

Aquella campaña, que no era oficial, había iniciado durante 1949, y al principio no era abiertamente antisemita. Se anunció como una campaña contra el "cosmopolitismo" y las ideas prooccidentales, pero los judíos parecían ser los principales portadores de tales ideas. Israel se había fundado el año anterior y la URSS le reconoció como nuevo país. De hecho, la mayoría de los judíos soviéticos emigraron a Israel.
Muchos judíos en la URSS, fueron acusados ​​de atacar los sentimientos patrióticos del pueblo soviético, y tales acusaciones fueron suficientes para despedirlos de trabajos, expulsarlos de la educación superior o incluso arrestarlos.

El 8 de febrero de 1949, Stalin firmó la resolución para cerrar el Sindicato de Escritores judíos soviéticos. En los años siguientes, muchos escritores y periodistas judíos fueron arrestados y acusados ​​de espiar para Estados Unidos. Todos los museos de cultura judía, teatros judíos y revistas fueron cerrados.
El “complot de los médicos” fue un caso de negligencia médica. Nueve médicos, seis de los cuales eran judíos, fueron acusados ​​de conspiración para envenenar a los líderes del gobierno. Un artículo en el periódico "Pravda", principal órgano de prensa comunista, describió el crimen y la investigación de una manera muy tendenciosa poniendo énfasis en el origen religioso de los acusados.

Hubo una versión, de que el “Complot” era un pretexto para deportar a todos los judíos soviéticos a Siberia y el Lejano Oriente. Esto no sucedió, pero la campaña, que comenzó en 1949, se volvió abiertamente antisemita.


El nuevo estado de Israel, estaba abiertamente a favor de los Estados Unidos, lo cual hizo que, las relaciones entre estos dos países estuvieran encontradas y enemistadas prácticamente durante toda la vida de la Unión Soviética.

No hay comentarios:

Publicar un comentario